14 sept. 2009

El Mazuco (La defensa imposible)

El Mazuco (La defensa imposible)
Juan Antonio de Blas ("La guerra civil en Asturias" Ed. Silverio Cañada)

En el aspecto militar dos son las batallas que deciden el final del frente Norte después de la llegada de los nacionales a la línea divisoria astur–santanderina: La del Mazuco y la del Sella. Las dos se distinguen por ser operaciones de resistencia en la que la cantidad de efectivos y la calidad del armamento deciden el resultado final. Son batallas perdidas de antemano por el ejército popular asturiano, que, aislado y con una constante disminución de hombres, se aferra a estas dos líneas de defensa y hace pagar muy cara a las Brigadas navarras su segura victoria. Pero lo que extraña no es el resultado, lo que sorprende es que el mermado ejército republicano del Norte fuese capaz de resistir la ofensiva del contingente nacional desde los primeros días de setiembre hasta el trágico 21 de octubre de 1937.

El plan del general Dávila, jefe del ejército franquista del Norte, consistía en una operación combinada en la que la Asturias republicana sería atacada desde la frontera santanderina y desde León en una operación envolvente, en la que el mar sería la única salida para los defensores; y el Cantábrico era ya coto nacional en el que el crucero “ Almirante Cervera “ y el resto de los buques nacionales dominaban por completo, a pesar d la presencia del destructor republicano “ Císcar “ y dos submarinos “ C “ en el puerto del Musel.

Para las victoriosas tropas de Dávila, Asturias prometía ser una repetición del ”paseo militar“ de Santander. Su entusiasmo y su capacidad ofensiva perforaron con rapidez la línea defensiva asturiana del río Deva, y en una franja de menos de 20 Km, entre la costa Cantábrica y Peñamellera, se volcaron las unidades nacionales con apoyos masivos de artillería y aviación, iniciando su nueva conquista.

En el sector oriental el movimiento nacional pretendía ser una tenaza, que avanzando por la costa y al sur por la carretera de Cabrales se cerrase sobre Arriondas, después de machacar Ribadesella y Cangas de Onís. La columna de la costa logró llegar a Llanes el día 5 de setiembre, mientras que las fuerzas que actuaban al sur de esta quedaban detenidas hasta el día 8 en Peñamellera por las fuerzas que mandaba Manolín Alvarez. El plan inicial tuvo que ser desechado y el ataque pasó a hacerse entres frentes. La IV Brigada de Navarra por la costa, la I por la sierra del Cuera y la V y la VI por la carretera de Cabrales.

El avance de estas tropas y la decidida resistencia de los republicanos en la sierra del Cuera va a tener un nombre épico para los asturianos: El Mazuco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario